lunes, 15 de abril de 2013

"MOUHALABIEH", FLAN LIBANÉS AL AROMA DE AZAHAR


Hoy vamos con una receta de origen libanés. Se trata de un flan, aunque a veces lo denominan "natillas", pero la textura no es la de las natillas. Es de color blanco: sus ingredientes principales son leche, azúcar, un poco de nata (no lleva huevos) y algo de maizena. Y lo que le da el toque oriental: va perfumado con agua de azahar, aunque algunas versiones llevan agua de rosas.

Es un postre sencillísimo de hacer, como suele ser habitual en nuestro blog. El resultado final es fantástico: ahora que se acerca el buen tiempo y el calorcito, apetece finalizar la comida con un postre refrescante. Y éste, sin duda, lo es.

Flor de azahar

Tiene un sabor muy delicado y perfumado, y no resulta empalagoso; aunque, como siempre, depende de cada uno: al que le guste más dulce le puede añadir un poco más de azúcar.

Su textura también es muy suave y agradable y, combinado con los pistachos picaditos que lleva por encima, resulta tremendamente apetecible.

Se puede servir acompañado de una ensalada de frutas picadas: fresas, naranja, cerezas, melocotones... Es así como resulta tan refrescante. Y como final de una comida picante y especiada, aporta su dulzor y suavidad.


Una variante del mouhalabieh es el que lleva agua de rosas, como hemos comentado antes, en lugar de agua de azahar para perfumarlo; o el que, en lugar de pistachos lleva otro fruto seco: nueces, avellanas, etc.

Por eso, cada uno puede versionarlo como más le guste.

Así que vamos con la receta.

INGREDIENTES

- 1/2 litro de leche
- 90 gr. de azúcar
- 70 gr. de maizena
- 4 cucharaditas de agua de azahar
- 100 ml. de nata líquida
- pistachos en trocitos


ELABORACIÓN:

Primero calentamos la leche y le añadimos el azúcar. Cuando veamos que está disuelto, incorporamos la maizena y mezclamos bien para que no se hagan grumos. Removemos hasta conseguir que espese.

A continuación añadimos el agua de azahar y la nata. Mantenemos a fuego suave durante unos 2 minutos, removiendo constantemente para que no se pegue.

Apartamos del fuego y dejamos enfriar un poco. Repartimos la mezcla en copas, vasos o boles de cristal y metemos al frigorífico hasta el momento de servir.

Una vez fuera de la nevera, decoramos con los pistachos troceados. De todos modos, se puede dejar preparado con antelación y ponerle los pistachos justo en el momento de servir.


Puede servir de postre después de comer pero acompañando un té o un café resulta igualmente delicioso.

Una última sugerencia: al que le guste la miel, le puede echar un chorrito sobre los pistachos, y si es miel de azahar, mejor que mejor. Para que no resulte demasiado empalagoso, en este caso rebajaremos la cantidad de azúcar.


Esperamos que os guste y os animéis a hacerlo.

24 comentarios:

  1. Es uno de mis pendientes¡¡¡ Y ahora estoy con el tema libanés de lleno. Me apetece preparar todo lo libanés. Es que la lectura da para mucho.

    Me fiaré de vosotras y a por ello. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  2. Este también llega a mi nivel y lo voy a hacer en cuanto pueda. Un beso para las dos, me gusta mucho vuestro blog

    ResponderEliminar
  3. hola chicas ¡ tiene una pinta buenisima y fresquito para el calor que esta llegando ya.Pienso hacerlo sin dudarlo,os tengo que decir que ya he echo varios dulces del glog y deciros que son esquisitos de verdad ,en mi casa duran un asalto muchos besos y enorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a preparar postres frescos porque con 30º en la calle es lo único que apetece. Para mí están perfectos tal cual lo presentáis. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la textura tan esponjosa que tiene y ese color divino, blanco impoluto que contrasta tan bien con casi cualquier cosa que le pongas...Fabuloso!!! ya imagino el aroma a azahar...Qué delicia!!!

    ResponderEliminar
  6. Presentais las recetas con unas fotos tan bonitas que parecen de estudio ¿ seguro que no teneis algún profesional que os asesora ?

    ResponderEliminar
  7. Gracias por poner esta receta, me la apunto ya mismo... Que pinta de ligero
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Ufff!! me acabáis de recordar un postre que comía en casa de mi abuela, que me encantaba, no le ponía frutos secos y el otro día comentando con mi madre byPalmiría ella no se acordaba como se hacía, a mí me apasionaba, creo que el tema anda por ahí, lo haré y os contaré, graciassssssss de verdad, bsssss

    ResponderEliminar
  9. Tiene que ser cosa delicada en el paladar, el toque de los pistachos también tiene su gracia. Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Con ese toque de azahar debe quedar riquísimo!

    ResponderEliminar
  11. Una pinta estupenda, la mezcla debe de estar buenísima. Enhorabuena.

    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel

    ResponderEliminar
  12. Una receta fácil, resfrescante y muy original,la voy a probar tiene que estar muy bueno y algo diferente y con ese toque de los pistachos exquisita!!!

    ResponderEliminar
  13. Como puedes poner estas fotos tan buenas, que dan unas ganas de arañar la pantalla. Que tengas un buen día. Besos

    ResponderEliminar
  14. Te he visto en un blog amigo y he entrado a conocer tu cocina y me encanta, así que me seguirás viendo mucho por aquí, eso espero, la verdad es que ete dulce es impresionante de bueno y me encantará verte por mi blog!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola, os devuelvo la visita, muchas gracias por pasaros por mi blog y dejar un comentario, me he dado una vuelta por aquí y me he quedado impresionada al ver esas recetas tan ricas y las fotos tan preciosas que publicáis. Este flan es todo un lujo, con esta combinación de sabores tiene que estar riquísimo, os ha quedado precioso. Me quedo por aquí!!!!!!!!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  16. Hola Laurel;
    Toda una maestra en la cocina, no sabes la envidia que me das...ojala tuviese la mitad de talento que tú, para hacer el 30% de lo que ven mis ojos a través de esta foto.
    Una maravilla, parece auténticamente delicioso :)
    Con tu permiso volveré más adelante.

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un saludo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  17. las fotos tienen mérito y el flan más!! nunca he probado el aroma de azahar ni de rosas ni de nada raro jaja. Con esos pistachos tiene que estar muy bueno! se ve riquisimo

    ResponderEliminar
  18. ohhh, qué bonitas fotos (y las de la escapada a Córdoba ni te cuento!!!). Por los ingredientes yo también lo llamaría natillas, no??? Tiene que estar riquisimo y el toque de pistacho me gusta mucho, además del colorido que aporta a los vasitos que los hace visualmente más atractivos ;)

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  19. Delicioso... El aroma de azahar, es fantástico!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  20. Este flan tiene un pinta espectacular!
    Acabo de descubrir tu blog, y ya tienes un nuevo seguidor.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he precipitado, y he puesto tu blog, cuando debería haber dicho vuestro... Lo reitero, tenéis un nuevo seguidor.

      Un saludo!

      Eliminar
  21. Echando un vistazo por tu blog, he decidido con tu permiso, hacerme seguidora. Me encantan tus recetas. Besos de unapalomaenlacocina.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Me encanta este postre, yo lo hago poniéndole una base de bizcocho ligeramente empapado en agua de Azahar y leche. Delicioso

    ResponderEliminar
  23. Aprendí a hacer esta receta en Brasil, con una familia libanesa, pero hay una pequeña diferencia lo preparan con una (crema de arroz o fécula de arroz o harina de arroz y le pone almiscar (que aquí se lo conoce como misk) y agua de rosas los demás es igual.

    ResponderEliminar

Te agradecemos que nos visites y que dejes tu comentario.

Sentimos no poder participar en cadenas y premios, pero agradecemos mucho que hayáis pensado en nosotras.